El mal olor de las tuberías nunca es gratuito. Siempre hay un por qué y una solución a este problema. En este nuevo post del blog de Desatrancos.net vamos a intentar dar algunas claves para que identifiquéis cómo se genera, de dónde viene y cómo podemos solucionarlo.

Cuando hablamos de mal olor de las tuberías, normalmente se trata del típico olor de saneamiento que solo puede provenir de un sitio: la bajante.

La bajante es la única tubería que conecta con la red general de saneamiento. Como te puedes imaginar, la red general de saneamiento tiene estos olores fuertes y molestos, no hay más vueltas que darle. ¿Cuál suele ser el problema? Que este olor, que no debería llegar a casa, puede salirse por algún lado que no estemos teniendo en cuenta.

Normalmente, sucede porque el hedor se filtra a través un poro, una fisura o un mal aislamiento en la conexión de la red de saneamiento que no esté protegida por un sifón. Esto es algo totalmente normal y subsanable, no te preocupes.

¿De dónde viene el mal olor a alcantarilla?

Lo primero que debemos hacer es comprobar que todo esté en orden. Es decir:

  • Comprobaremos las juntas entre los sanitarios y el soldado. ¿Hay algún agujero, está mal sellado o hay grietas? Podemos emplear masilla o silicona, muy fácil de encontrar, para tapar cualquiera de estas imperfecciones.
  • Comprobaremos la junta entre el inodoro y el manguetón, en caso de que en nuestro hogar este elemento no esté escondido en la pared (que podría pasar, y entonces tendríamos que recurrir a la ayuda de un profesional).
  • Por último, debemos asegurarnos de que la junta de goma del bote sifónico también esté cumpliendo con su función aislante.

¿Todo en orden? En ese caso, vas a tener que emplearte a fondo. Sigue leyendo para descubrir cómo solucionarlo:

El sifón, aliado contra el mal olor de las tuberías

sifon tuberiasLo normal es que el sifón o la propia forma de la tubería evite que salga mal olor del lavabo, del váter o de cualquier otra abertura que tengamos en nuestro baño y que conecte las tuberías con el exterior.

Puedes ver en la imagen de la derecha (de la Wikipedia) la forma que suele tener una tubería para evitar que llegue aire maloliente a casa: una forma de S con agua en el punto central.

Gracias a esa cantidad de agua, el aire no puede pasar de la parte interior de la tubería a la parte exterior. Es decir, que el sifón evita que la peste salga, porque se bloquea gracias al agua que hay retenida. También puede ser, dependiendo de la instalación, que los desagües del resto de los aparatos del baño se lleven a un sifón común, aunque en este caso nunca se incluye el del inodoro.

Una razón que nos puede provocar el aumento de malos olores en casa es precisamente que se rebaje el nivel de agua de la tubería y por tanto el aire tenga vía libre y pueda llegar hasta el otro lado.

En este caso, recomendamos contar con la ayuda de un profesional que sea capaz de identificar adecuadamente el problema y que nos dé una buena solución para arreglar el sifón. No recomendamos que intentes arreglarlo tú mismo, porque puedes empeorar la situación.

¿Y si el olor no tiene nada que ver con esto?

Sin embargo, es posible que tus tuberías simplemente huelan mal porque no está limpia la parte exterior. A continuación, puedes leer algunos trucos para mejorar el olor de las tuberías de casa que funcionan si no hay un problema grave.

Trucos para acabar con el olor de las tuberías

Vamos a preparar un remedio casero para eliminar los malos olores. Necesitamos los siguientes ingredientes en las siguientes cantidades:

  • 100 gramos de bicarbonato de sodio.
  • 200 mililitros de vinagre normal.
  • Medio litro de agua un poco caliente, pero que no esté hirviendo.

La “receta” tendría los siguientes pasos:

  1. Primero, calentamos el agua.
  2. Se mezcla el bicarbonato con el agua y el vinagre.
  3. ¡Listo!, echamos el líquido en la tubería.
  4. Ahora toca esperar. El líquido debe reposar al menos media hora.

Aplicando este método, mejorarás el olor general del cuarto de baño, un gran avance en muchos casos.

¿Y el mal olor del fregadero?

No siempre es el váter el que expulsa el mal olor, también puede ser el fregadero.

Normalmente, es culpa nuestra. Sí, no te sorprendas: somos nosotros quienes, por pereza, utilizamos el fregadero como una minipapelera y hacemos que corra el agua y se lleve distintos residuos de la comida.

Como son residuos orgánicos echarlos por ahí no nos parece mal porque al final, pensamos, se van a deshacer… pero en realidad estamos contribuyendo a que el olor de las tuberías sea todavía peor y llegue a todos los lugares de la casa.

Esto es extensible también a tirar basura por el váter: ¡no lo hagas! ¡No están pensados para este tipo de trato y al final vas a conseguir que sea todo mucho peor!

Prevén y no tires basura por el desagüe, pero si ya es demasiado tarde utiliza nuestro consejo. Como ya habrás leído en nuestro blog, ni tan siquiera los posos del café deberían ir por el desagüe, porque el peligro de atasco está siempre ahí.

¿Te han servido los consejos? ¿Conoces algunos más para combatir el mal olor de las tuberías? ¡Compártelos con nosotros en los comentarios bajo este artículo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR